jueves, 25 de julio de 2013

unha aperta Galicia



Hola mundo, hacia una inmensidad de tiempo que no te escribía pero hoy lo hago por un mal motivo ojala hoy te escribiera para contarte algo alegre pero no puedo, mi alma está de luto.
Ayer en torno a las 20:40 horas se producía un accidente ferroviario que en estos momentos deja unas cifras escalofriantes de 130 heridos y 78 fallecidos (el más grave en los últimos 40 años y el tercero más grave en la historia de los ferrocarriles en España) 7 de los cuales han aparecido cuando en las labores de retirada de los vagones se ha procedido a levantar unos de ellos y estaban debajo, me gustaría pensar que no hay más muertos pero desde luego que las noticias no son muy alentadoras pensando que 20 de los heridos están en estado crítico (ojala la justicia vital les haga salir adelante).
Ahora llega una marabunta de especulaciones sobre las posibles causas del accidente si bien información hay todavía poca en este aspecto, si se sabe que el tren iba en torno a 190 km/h en un tramo cuya limitación era 80 km/h pero ¡ojo! No echemos la culpa automáticamente al maquinista el hombre debe estar con la conciencia martilleándole pero hay que pensar que esos trenes son muy avanzados en sistemas de seguridad que impiden que la velocidad permitida se rebase de manera intencionada precisamente por eso es lógico pensar que para que el tren vaya a esa velocidad esos sistemas han fallado y si han fallado esos sistemas también han podido fallar los controles de maniobras del tren, con esto no quiero descartar el fallo humano simplemente evitar que se linche injustamente el honor de los dos maquinistas que bastante tormento tendrán a estas horas los pobres, otro punto es el hecho de que ese tramo de vía careciera del sistema ERTMS el cual decelera automáticamente un tren que sobrepase la velocidad adecuada para el tramo para adecuarla al mismo, a pesar de ser un tramo que los técnicos de Renfe que lo visitaron previamente a su inauguración ya avisaron que dicho tramo era realmente complicado, raro.
Dejando a otro lado cuestiones técnicas y políticas hoy lo que quiero expresar por encima de todo es mi total comprensión hacia el dolor que sienten tanto las familias y amigos de los fallecidos como la sociedad gallega en general, quiero tanto a esa tierra que hoy siento como mío ese dolor, un abrazo Galicia, unha aperta Galicia


No hay comentarios:

Publicar un comentario